30 VPO en Macael

Mención en Concurso.

El proyecto se genera a partir de dos ideas fundamentales: La mirada hacia el territorio circundante como consecuencia de la privilegiada situación del solar y la adopción de una pieza industrializada como elemento contenedor del espacio habitable.

Las “miradas prefabricadas”, se orientan hacia tres lugares principales: El casco urbano, las canteras y el monte, a partir de una cuidada intervención en el solar, que se realiza desde el máximo respeto, incurriendo únicamente en los movimientos de terreno indispensables que permitan dar acceso a cada una de las cajas habitadas. El resultado es un conjunto articulado de viviendas en el que conviven arquitectura y naturaleza desde una composición racional de piezas que se adaptan al lugar.

La adopción de esta solución, contribuye a reforzar la idea sobre la necesidad del ahorro energético, tanto en el proceso constructivo como en la fase posterior habitable. Esta es una línea de trabajo, en la que nuestro estudio lleva investigando desde hace años y que es consecuencia de nuestra convicción sobre la necesidad de que la arquitectura actual sea cada vez más sostenible en el sentido más amplio de la palabra.